Tres gobernadores perredistas: Graco Ramírez, Silvano Aureoles y Arturo Núñez aspiran también a ser candidatos de su partido en el 2018. No la llevan bien con Miguel Angel Mancera, quien también aspira a la candidatura presidencial, pero no está afiliado al Sol Azteca. Ayer se reunieron los tres en un restaurante de la CDMX y recalcaron la condición de Mancera. Señalaron que el PRD no descarta una posible alianza con el PAN o con las izquierdas en 2018, “pero sin condicionamientos”. La información es de Ariadna García en “El Universal” de Ealy Ortiz.