Lugar:
Fuente:
Radio Fórmula

Ser politécnico es sinónimo de excelencia y de reconocimiento que se ha labrado el esfuerzo diario de sus estudiantes, profesores y egresados, dijo el presidente Enrique Peña Nieto luego de la entrega de la Presea “Lázaro Cárdenas” 2017 y al encabezar el Día del Politécnico.

En la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario mexicano refrendó que “ser politécnico es ir un paso adelante porque en sus manos está la capacidad de innovar y de formarse como profesionales capaces de construir una nueva sociedad.

“Y ser politécnico, es también asumir el compromiso de contribuir con su talento, trabajo y entrega a mejorar la vida de los mexicanos. Todos ustedes jóvenes politécnicos, nos enseñan lo que significa la técnica al servicio de la patria”.

El Ejecutivo federal apuntó que el ejemplo más claro de la excelencia del Politécnico “es el talento y la dedicación que hoy reconocemos con la presea Lázaro Cárdenas 2017, el máximo galardón que otorga esta casa de estudios”.

Peña Nieto reafirmó que México está listo para sobresalir y beneficiarse de la globalización “y por esta razón, recibimos de manera positiva la notificación que ayer realizó el gobierno de los Estados Unidos en la que expresa su intención de modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte”.

En ese sentido el presidente mexicano indicó que “gracias al diálogo y a la negociación, México buscará actualizar este importante instrumento trinacional a partir de acuerdos y resultados concretos sabremos mantenernos no sólo como aliados sino como buenos vecinos”.

Peña manifestó estar seguro de que esta modernización “beneficiará a nuestro país y a toda la región de América del Norte y con ese mismo espíritu de unión, quiero invitar a todos los jóvenes politécnicos a seguir dando su mejor esfuerzo; en sus manos está avanzar más rápido hacia el México del mañana, hacia el México que cada día vamos construyendo entre todos”.

En la ceremonia donde entregó la Presea “Lázaro Cárdenas” 2017 a alumnos de excelencia del IPN, dijo que no hay fuerza más grande que transforme al país que la educación.

“Muestra de ello es que hoy la cobertura a nivel bachillerato es de 82 por ciento para los jóvenes, lo que significa 64 por ciento de cobertura y que la matrícula ha crecido en 16 por ciento”.

Enrique Peña Nieto, expresó que a nivel universitario en tan solo cuatro años también “hemos logrado pasar del 32 al 37 por ciento de cobertura”.

En el evento, Peña Nieto recordó que su padre fue ingeniero del Instituto Politécnico Nacional. “Mi padre llegó de un pequeño pueblo de Atlacomulco en donde no había muchas oportunidades para estudiar “y mi padre no alcanzó a verlo y no se iba a imaginar que un egresado del Politécnico tendría un hijo que habría de llegar a ser Presidente de la República, por eso tengo una enorme satisfacción y un cariño entrañable para la comunidad politécnica, porque de allí surgió mi padre”.