Lugar:
Fuente:
EFE

Unas 600 empresas niponas, entre las que se encuentran Hitachi y Nissan, resultaron afectadas por el ciberataque mundial lanzado el viernes, aunque el gobierno japonés valoró el impacto como bajo.

Según reveló el Centro nipón de Coordinación del Equipo de Respuesta de Emergencia de Ordenadores, alrededor de 2 mil ordenadores de 600 compañías diferentes se vieron afectados por el “ransomware” WannaCry.

La compañía tecnológica nipona Hitachi confirmó que su servicio de correo electrónico resultó afectado, y que algunos de sus empleados aún tienen problemas para acceder a archivos adjuntos, enviar y recibir mensajes.

Por su parte, Nissan Motors aseguró que algunas de sus plantas fueron objeto del ataque, pero que su negocio no ha sufrido ningún impacto.

El ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga, dijo que el Ejecutivo estaba estudiando la situación “para poder tomar medidas”, pero que en un principio todo indicaba que el ciberataque en Japón había afectado “poco”.

El Ayuntamiento de Osaka finalmente descartó que un fallo en su página web, que dejó de funcionar a partir de las 10 de la mañana de hoy, estuviera relacionado con el ciberatque, como anunció en un principio.

La compañía ferroviaria East Japan Railway informó que el pasado viernes uno de sus ordenadores había resultado infectado por el ataque, aunque reveló que ninguno de los servicios de su red de trenes se había visto afectada.

Por su parte, la Policía Nacional nipona confirmó dos casos de ordenadores -un equipo personal y el de un hospital- infectados por el WannaCry en Japón.

La Agencia japonesa de Servicios Financieros solicitó hoy a todas las instituciones financieras domésticas -bancarias, aseguradoras y de valores- que comprueben si han resultado dañadas por el ataque.

El “ransomware” WannaCry, que exige un pago en la moneda digital Bitcoin para recuperar el acceso a los ordenadores, ha afectado a al menos 150 países, y ha golpeado a centros de salud en el Reino Unido, grandes empresas en Francia y España, la red ferroviaria en Alemania, organismos públicos en Rusia o universidades en China.